lunes, 7 de abril de 2014

BIZCOCHO SE ESCRIBE CON B DE BERTA




Pues sí, pensándolo bien, Bizcocho se escribe con B de Berta. Puede ser por eso que, me guste tanto hacerlos y, creo que es de lo que menos pereza me da en la cocina.
Añoro el bizcocho de nata de Leonisa de Casa Camilo. Aquel sabor de la nata, recogida con paciencia al hervir la leche, no lo he vuelto a apreciar nunca. 

Hace unos días acudí a un taller de cocina organizado por ACEGA (asociación de celíacos de Galicia). Entre las estupendas elaboraciones que se hicieron, se incluyó este bizcochón.

María José, mamá de celíaca y una de las personas encargadas de impartir este taller, comentó que le recordaba a los típicos bizcochos de las aldeas. Y es así. Recuerda a esos bizcochos grandotes que hacen en muchas panaderías de los pueblos.


Aunque, reconozco que, a mi no me quedó como a ella (empleé la mitad de los ingredientes), pero admito que es una gran receta, fácil y en la que no se echa en falta, para nada, el gluten. La miga queda esponjosa y jugosa debido a las claras a punto de nieve.

INGREDIENTES: la receta original duplica estas cantidades:
  • 3 huevos
  • 100 gr azúcar
  • Ralladura de limón
  • 25 gr harina de maíz (Adpan)
  • 37'5 gr Maicena


ELABORACIÓN:

Separa las claras de las yemas y bate a punto de nieve. Reserva.

Bate las yemas con el azúcar hasta que cremen y añade la ralladura de limón.

Tamiza las harinas.

Une las claras a la mezcla de yemas, con movimientos envolventes, para que éstas no se bajen.

Por útlimo, agrega en forma de lluvia las harinas tamizadas y sigue integrando con una espátula.

Vierte en un molde enmantequillado.

Hornea a 180º durante una media hora. María José pone a precalentar el horno con calor arriba y abajo y, una vez, introduce el molde, deja sólo el calor de abajo. Traspasados 30 min, vuelve a poner el calor de arriba y lo deja unos 5 min o hasta que, insertando un palillo, éste salga limpio.

A mi no me subió tanto. La próxima vez lo hago como acostumbro, calor arriba y abajo todo el tiempo (es cuestión de hornos).



Buenísimo, aguanta muy bien de un día para otro (hubo que hacer esfuerzos para que quedara un trocito para hacer la prueba) y no se nota la ausencia de gluten nada.




Cuidaos mucho que yo ando a mil, como de costumbre, pero feliz.


domingo, 23 de marzo de 2014

#COCIDODAY EN CASA ROSALIA


 
Ha pasado una semana y me muero por contaros mi #cocidoday. Sí, sí. Habéis oído perfectamente: cocidoday.

A ver, de igual manera que tenemos un día D y una hora H, o vivimos en un primero A o tercero F e, incluso jugamos a hundir submarinos en el 4G, en Galicia nos acabamos de marcar un día del cocido el 15M, conocido ya como Cocido Day.

Y, ¿qué es esto del Cocido Day?. Bueno, pues mejor que yo, os lo cuentan sus prescriptores que, para eso, controlan de medios, de marketing, de redes sociales y, desde el 15M, de cocidos.

foto de Manolo Rodríguez

Todo lo que siempre quisisteis saber del Cocido y nunca os atrevisteis a preguntar está en esta web. Sin duda, divertido, rico, curioso y, a partir del susodicho 15M conocido en el mundo entero- no en vano, ha sido "trending topic" en este mundo virtual en el que tú y yo estamos.

Como yo de impactos, impresiones y demás familia entiendo lo justito, os vuelvo a enviar a junto de Luis, Laura, Alberto y Frenchi para que os lo cuenten y os encanten con sus buenos argumentos y raciocinios. Yo, por mi parte os dejo mis fotos del evento y aviso que os caerán las lágrimitas de emoción.

Agradecer a Javier Roman, director del Hotel Gastronómico Casa Rosalía y, alma mater de nuestro #cocidoday por su invitación, cariño y, felicitarle por el buen hacer de todo el equipo de Casa Rosalía.


Y, ¿qué decir de mis compis de cocido?. Laura Camino como Cocido Leader, Edurne Baines, David Serantes, Maria Mosquera, Esteban de la Iglesia, Manolo Rodríguez, Stabri y Santi Riveiro que, digo yo, que a partir de haber compartido algo más que una filloa (y ¡qué filloas, oiga!) ya formamos un clan prococidin anual.

foto de Laura Camino

 A ver, #bertacrack no podía dejar de dar la nota y llegar con rueda de repuesto a 80km/h por autovía. En fin....lo de siempre.

Recibimiento en el jardín donde los tablemates estaban con el aperitivo. ¡Qué guapos, jóvenes y listos me son todos! ¡No me pudo tocar mejor mesa!.


Pasamos al comedor y, tras la foto de familia on the table, el visionado del video inaugurativo, con corte de cinta (llamémoslo así) incluído, empezó el Cocido Parade de Casa Rosalía.


Mi sopita de cocido, de la que me tomé dos platos.

El Señor Cocido en toda su extensión, expresión y expansión (ésta más sucede en mi cuerpo).
 


Y, por fin, llegó el momento de alcanzar el Trending Topic. Brindamos por ello con la mesa de Sarria en un "Cocido Connection".

Las filloas para acompañar.



Y venga, dándole al teclado Manolo Rodríguez

Las filloas de postre con nata, chocolate y miel. Ñamm.


Stabri pasó de mano en mano aunque he de decir que Serantes le cogió cariño...






La sesión licoring &coffeeing in the sun again by the swiming-pool. 




¿Os habéis hecho una idea de lo que es el #CocidoDay?

Laura Camino clausurando hasta el año que viene. Enhorabuena por este éxito.




Ahhh, se me olvidaba comentar que Javier Roman nos preparó unos tupper la mar de sabrosos y apañados, para la comida del domingo. Gracias de nuevo.






NUEVA UBICACION DE LA PASTELERIA TRISQUEL DE MELIDE

  
Éramos muchos los que estábamos deseando que la Pastelería Trisquel de Melide, volviera a abrir sus puertas. En realidad, nunca las cerró. Desde el obrador, Roman Varela y Manuel Ángel Garea, han seguido trabajando y  sirviendo a sus clientes y seguidores. 


Tan sólo ha habido un cambio en la ubicación de la tienda. Un cambio, que se me antoja positivo por lo que conlleva tener juntos el obrador y el despacho de atención al público.




Fuimos muchos los amigos y familia, los afortunados en participar en la inauguración de la nueva pastelería y, sobretodo, degustar las ricas elaboraciones que nos ofrecen desde Trisquel. Todo realizado con productos naturales de primera calidad, cuidando la selección de cada ingrediente y, sobretodo, uno fundamental: el cariño gallego que le ponen estos pasteleros a todo lo que hacen. Algo que se palpa en el sabor de cada pieza.



Los macarons, de los que Manuel Garea es un gran especialista.




 Degustamos, empanada, Cocas de setas y de pollo
 



Bolitas de queso del Cebreiro con polvo de nuez

Milhojas de crema, financiers de fresa y de naranja sanguina, florentins, profiteroles, 

 

Melindres

 ...... a partir de este momento perdí la cuenta del resto del dulcerío con el que nos agasajaron.






Siempre os recomiendo la parada obligatoria en Melide para probar su repostería tradicional (melindres, ricos y almendrados) y ahora, más que nunca, tenéis que pasar por Pastelería Trisquel impepinablemente para comprobar la artesanía de su trabajo y disfrutar con cada una de sus propuestas.


 Coincidí con Santos Novo, teniente alcalde del ayuntamiento de  Melide.


 Agradecer a Roman, Manuel y Montse el caríño que siempre me demuestran. La familiaridad con la que me permiten colarme hasta el último rincón del obrador y, la amistad que me han brindado desde que los conocí.

 

Pastelería Trisquel
C/ Doutor Novos Santos, 32
Melide (A Coruña)
Tlf. 981.505.098

miércoles, 5 de marzo de 2014

JOSE RAMON CASTILLO, QUE BO! CHOCOLATERÍA MEXICANA EVOLUTIVA




Dentro de las actividades que se organizan  dentro del Forum Gastronómico, nos encontramos con el denominado Fórum Dulce. Bajo este epígrafe, los más prestigiosos reposteros, chocolateros,.... imparten una serie de talleres en los que nos dan a conocer su misión, visión y, lo más importante, su obra.

Desde que supe que José Ramón Castillo de Que Bo!, Chocolatería Evolutiva Mexicana, iba a impartir una de estas sesiones, no dudé ni un sólo instante en adquirir mi entrada (y eso que con la acreditación de medio de comunicación, tenía asegurado el acceso a la sala. Pero, a mi lo que me interesaba era la cata, por ello tenía que conseguir mi ticket).


En Europa, estamos acostumbrados a los cacaos suizos y belgas. Es decir, al procesado que de los cacaos originarios de las distintas zonas productoras, realizan los maestros chocolateros de nuestro continente. Ésta, era otra de las razones para asistir al taller de Castillo, poder probar los cacaos mexicanos que, a pesar de ser increíblemente originarios, son también desconocidos (y, como el mismo José Ramón nos introdujo en su ponencia, hasta en el propio país mexicano, se desconoce. Razón por la cual, luchan para que se reconozca que "México es Cacao").


El recibimiento en nuestro puesto de cata, no podía ser más delicioso. En él nos encontramos los bombones que íbamos a catar. Belleza cromática que daría paso a la exquisitez en boca, a sabores increíblemente naturales que se fundían uno tras otro, siguiendo las instrucciones de degustación del Maestro Castillo.



Tomamos los bombones (85%, 95%, 99% pasta de cacao, con maracuyá, de café de pota, plátano, tamarindo, cardamomo, chapulín, guayaba rosada, trufa blanca,bacon, mango, hibiscus,...) acompañados de distintas bebidas. Todas ellas desconocidas para mi y que despertaron sensaciones encontradas, unas placenteras y otras más difíciles a mi paladar. Mezcal, Xocoatl, Horchata con cacao, Tascalate fueron las bebidas que nos ayudaron a limpiar la boca entre bombón y bombón, 

 


además de la fusión con bebidas nuestras como la Ginebra Nordés o la Cerveza artesana.



Castillo comenzó su ponencia introduciéndonos en su chocolatería Que Bo!. A través de un bello video "Sinergia", pudimos conocer más la filosofía de este maestro chocolatero; conocer el trabajo en su obrador, cómo sólo utilizan cacaos monovarietales, cómo no emplean lácteos ni mantequillas para hacer sus ganache (sólo frutas frescas y agua) y cómo salen más de 5000 creaciones diariamente.


Al mismo tiempo que iba dirigiendo nuestra cata, iba temperando chocolate, bañando moldes, rellenando con ganache, sellando, enfríando. Vimos todo el proceso de confección de estas obras de arte y, finalmente, los catamos.


Gran comunicador, José Ramón Castillo nos transmitió la pasión por su trabajo (algunas como yo, ya estábamos abducidas desde hace tiempo) y, terminó, ya fuerísima de tiempo, con la reproducción de otro vídeo, "Amargo" en el que pudimos ver el trabajo por la recuperación y para que no se pierdan los cultivos de vainilla de Papantla, el Cacao Comalcalco, los insectos tan usados en la gastronomía del páis centroamericano y, por ende, en sus chocolates o en la destilación del Mezcal la sal de gusano

Sin duda México tiene una gran gastronomía muy conocida a nivel mundial, pero goza de una riqueza en ingredientes como los que he mencionado, que se escapan no sólo al extranjero, sino incluso, al nacional.

Ha sido un taller rico, bien llevado, bien comunicado, interesantísimo, que ha conseguido enganchar a los asistentes (eso que los gallegos somos a veces tan calladitos). 

Castillo nos obsequió con las jícaras en las se sirvieron los distintos brevajes. La lástima que tengo es que de las mías alguien se enamoró y me las birló, con lo bien que me hubieran servido de atrezzo y de recuerdo. En fin...a ver si alguien se apiada de mi y me envía unas llenitas de Chocolates Que Bo!.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...